sábado, 15 de diciembre de 2012

Capitulo 3




Querido Rob:

Mi primera clase es Español, así que Jack y yo no estamos juntos, pero a segunda hora si. Nada más abrir el estuche he visto, con tu reconocible letra, un millón de veces escrito: "ROB WAS HERE"
Recuerdo aún cuando lo escribiste. Estábamos en clase de álgebra y tú, cogiste mi estuche, el tipex  y comenzaste a escribir y escribir, ni siquiera le dejaste un mísero hueco a Jack, para que me dedicase algo. Hecho de menos tus locuras.

Pensando en ti:
CHERYL FREEMAND, tu chica preferida


Español. Le gustaba ese idioma. El profesor la había sacado a la pizarra y obligado a presentarse. Cheryl, segura de si misma, dijo su nombre, edad, y de que instituto venía. No dio más información por muchas preguntas que le hiciesen los alumnos de la clase de Español. Preguntas como: ¿Que has hecho este verano?; ¿Pasarme el día encerrada por la muerte de mi mejor amigo, quizás? Pensó Cheryl sarcásticamente. 
Pasaron los minutos y Cheryl empezó a pasar los dedos por donde Rob había escrito en su estuche. Suspiró. Le echaba tanto de menos...

-Así que ¿Cheryl?-le pregunto el compañero de al lado
-Si, creo que lo he dicho bien claro antes-respondió ella apartando la mano del estuche. El chico emitió una risa amigable y le tendió la mano a Cheryl.
-Nicolas Ferguson, pero todos me llaman Nick

Cheryl se fijó en el. Era alto y flaco, a lo mejor demasiado, pero no era feo. Tenía el pelo peinado hacía arriba, royo peinado despeinado. Usaba una camiseta blanca y unos pitillos negros con una cadena. Se fijo en su cara y no era nada fuera de lo normal, pero tenía algo...algo que hacia que pudiese confiar en él.
Nick no quiso preguntar quien era Rob, pero había visto ese mismo nombre tatuado en el brazo de esa chica y en su estuche. Debía de ser alguien importante, pero previó que si preguntaba por él, ella nunca más le hablaría. Aunque compitiese con la belleza de Amanda O'Brien, la reina del instituto, y seguramente la ganaría, le pareció una chica agradable. No miró a ninguno por encima del hombro y tampoco se creyó mejor que nadie. Le cayo bien desde el primer momento que la vio entrar por la puerta.

***

Abigail no se podía creer que le hubiese tocado con el nuevo. ¿De que iban a hablar? Cezil miraba hacía ellos maldiciendo que su apellido no fuese el de su amiga y Abigail pensaba lo mismo. Miro al chico que tenía al lado y le pareció aún mas guapo que cuando le vio en la puerta de clase, pero sus ojos eran aún más tristes que vistos de lejos. Él estaba tomando notas en su cuaderno y Abigail se fijo en que tenía un tatuaje en el brazo. Giró la cabeza para verlo y leyó: 

Rob, I'm Here

Estaba en letra cursiva y era precioso. ¿Rob? ¿Quién era Rob? pensó. Ella iba a preguntar cuando el tal Jack vio que ella estaba observando el tatuaje y se bajo la manga con prisa. Las palabras enmudecieron en la boca de ella y Jack miró hacia otro lado.
Que no pregunte, que no pregunte... Pensaba Jack con los dedos cruzados debajo de la mesa. Debió de ser más cuidadoso. Se suponía que en este sitió nadie tenía que saber de Rob. Ambos, Cheryl y él estaban hartos a contestar las mismas preguntas siempre, a escuchar Lo sientos falsos y que no valían para nada, a los momentos de silencio incomodo después del pésame...estaban artos de todo. La psicóloga les había dicho a ambos que tenían que avanzar, dar un paso hacía delante y superar lo ocurrido...¿Pero como ibas a avanzar si la gente no te dejaba? Jack no quería hablar con nadie más que Cheryl sobre Jack...era ella con la única con la que podía hablar del tema y no caer en el pozo. 
Dios concedió sus plegarias y Abigail no preguntó nada, pero él sabia que tenia las palabras en la punta de la boca y que en cualquier momento podrían salir. 
Jack observo a la chica con detenimiento. Era guapa. Natural. Una chica sencilla. Llevaba vaqueros ni muy ajustados ni muy anchos, se ceñían a sus piernas pero dejaban para la imaginación. La camiseta no era tampoco muy ajustada y parecía vieja. Llevaba el pelo recogido en una coleta alta y unos mechones habían caído por su cara. Era realmente guapa. Abigail se dio cuenta de que Jack la estaba mirando y se sonrojo recogiendo los mechones detrás de su oreja. Jack sonrió y Abigail se sorprendió de que esa sonrisa llegase a esos ojos tristes.
Sonó el timbre que indicaba el final de la clase y ambos se pusieron a recoger. Cezil llego rápidamente a la mesa de ellos y se presento.

-¡Hola! Soy Cezil-le tendió la mano
-Jack- estrechó la mano de Cezil y parecía que ella se iba a derretir en ese mismo momento.

 Abigail puso los ojos en blanco y miró como Colin se alejaba con su novia. Suspiro y cuando dio la vuelta se vio sorprendida, por segunda vez, por la mirada de Jack mientras Cezil parloteaba sin parar y él fingía que escuchaba. Fingía-pensó-todos fingen.

-¡Jack!-interrumpió una voz la verborrea de Cezil- ¿Nos vamos? Ahora nos toca Literatura
-Claro-Jack recogió sus cosas de la mesa- Encantado de conocerte

Jack se unió a la chica que había hablado. Era guapísima, seguro que mucho más guapa que Amanda O'Brien. Cezil se quedo muda e hizo un puchero desolado. No podía competir contra esa chica. Abigail les vio alejarse y pudo distinguir un tatuaje en el brazo de ella:

Rob, I'm Here







5 comentarios:

  1. Me encanta tu historia, adoro tu forma de escribir.Y tengo muchísimo interés por ver cómo sigue esto. Sigue escribiendo, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) me alegras el día :D Tranquila que seguire ^^

      Eliminar
  2. Sigue escribiendo porfiis que ya me has enganchado jajaja :3

    ResponderEliminar
  3. Bueno que me esta encantando. Cuando subas avisame a mi tuenti La leyenda. Y cuidado con la palabra hartos y harta la has escrito sin h. Por lo demás está genial. Me gusta tu manera de escribir

    ResponderEliminar
  4. olaa:) meencanta la historia! es interesantisima y tu imaginación inmejorable!! wajaajaj aparte de lo de harta y hartos, has escrito rollo con Y :3 cuando podais, pasaros por mi blog: www.elitealfalaurastyles.blogspot.com graciias!!:D

    ResponderEliminar